domingo, 17 de noviembre de 2013

¿CÓMO REPERCUTE LAS SEPARACIONES EN LOS NIÑOS?

En los últimos años ha aumentado el número de separaciones o divorcios en nuestra sociedad. Esto supone, que muchas familias hayan sufrido un cambio en la estructura básica, con la perdida de alguna de sus figuras y la incorporación de nuevas figuras.
En la mayoría de las relaciones, los meses antes, durante y después de una separación, son meses donde las discusiones están al orden del día. Estas discusiones estén o no los niños delante llegan a perjudicarles en su estado de ánimo. 
Las principales víctimas ante una separación o divorcio, sin duda alguna, son los hijos.

¿Pero cómo repercute la separación de sus padres en un niño? Esto depende de a que edad se produzca la separación de sus padres. Cuando los pequeños tienen menos de 2 añitos, apenas se dan cuenta de por que papá ya no esta en casa y  se acostumbran a vivir así. Será más adelante cuando se empiecen a preguntar una serie de preguntas como: ¿Por que papá no vive con nosotros en casa?, ¿Donde está papá?...
Si la separación se produce entre los 2 y los 6 años los niños ya se dan cuenta de lo que está pasando en su entorno y esto les afecta en su estado de ánimo ( se sienten tristes, solos, ansiedad al dejarle en la escuela o con otra persona ) o en su conducta ( rabietas, agresividad, llamadas de atención, búsqueda de afecto, miedos, dificultad para relacionarse con otros...) A estas edades son muy habituales las conductas de regresión como volverse hacer pis, chuparse el dedo, infantilismo, querer dormir con los padres...
Si la separación se produce cuando tiene entre los 7 y 12 años, los niños ya disponen de mayores recursos lingüísticos para poder decir en cada momento que es lo que sienten. No entienden por que sus padres tienen que estar separados y se sienten culpables. Este estado de ánimo repercute en su vida diaria, no relacionándose con sus iguales, sintiéndose triste, frustrado... y esto repercutirá en sus estudios.
A veces pensamos que cuanto más mayor son nuestros hijos, mejor aceptaran la separación de sus padres y esto es una gran equivocación. Si la separación de los padres se produce en la adolescencia, los jóvenes  afrontan la  separación de sus padres, incrementando sus conductas de riesgo, juntándose con gente no muy adecuada para su educación, bebiendo alcohol, consumiendo drogas....
Uno de los pilares más importantes para la educación de los niños, por no decir el fundamental, es la educación que recibe tanto por parte de la madre como por parte del padre. Lo que eduquemos a nuestros hijos, el ejemplo que les demos, será fundamental para su educación a lo largo de su vida. Es por eso, que a lo largo de la vida de los niños, tiene que recibir la dosis de educación de la madre pero sin olvidar la dosis que les aporta el padre.
Algo que nunca debe de olvidarse, es que delante de nuestros hijos,  NUNCA hay que hablarles mal ni de su padre ni de su madre, ellos no tiene ninguna culpa de los fallos que cometemos los adultos.

6 comentarios:

  1. Bueno, esto ya es muy habitual y me atrevería a calcular que casi la mitad de los niños tienen ya esta "moda" a sus espaldas.
    Lo normal ya casi es, cuando se les pregunta que dónde se irán de vacaciones o fin de semana, que te digan "con mi padre o con mi madre".
    No quiero meterme en muchos jaleos de estos pero la batalla entre padres y madres, madres y padres, a veces lo que hacen es manipular y machacar al niño con el tira y afloja de a ver quién puede más, quién le regala (soborna) más, quién le consiente más, etc o solo, el simple hecho de decir el uno del otro que es el malo y viceversa, hacen al niño un cacao mental.

    Creo que lo raro pronto va a ser ver todavía a niños donde los padres no estén separados o peleados.
    Creo pero yo ni idea, ¿eh?, solo lo creo.

    Saludetes

    ResponderEliminar
  2. Pues tienes razon la peor parte la tienen los hijos y lo peor q lo s utilizan cada uno en su beneficio

    ResponderEliminar
  3. ¡Alégrate! Que una nueva semana comienza en unas horas y es momento de dejar atrás la pereza. Viva cada día al máximo y has que todos los días haya fiesta. ¡Ten un lindo lunes!

    El equipo de acompáñame

    ResponderEliminar
  4. Los ejemplos que he visto de cerca, muy mal, algunos rematadamente mal. Más comprensión y reconciliación, amor si es posible, y menos tirar de la manta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola,
    un tema muy complicado y duro.....
    besis

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentarme, seguro que me ayudas a seguir compartiendo.